CRÓNCA IRONMAN BARCELONA 2019

“TODO SUEÑO ES UNA LOCURA HASTA QUE LO CUMPLES”

5 am… suena el despertador. La calor es insoportable, no he pegado ojo en toda la noche. Miro por la ventana y solo se ve negro noche. Hoy toca volver ponerse el traje de faena y lidiar con la humedad insoportable y las altas temperaturas de Calella. Es 6 de agosto. Quedan 2 meses para el IM de Barcelona, el gran objetivo de la temporada. En mi cabeza solo hay una cosa… Kona2020. Hoy tocan 4 horas de bici y una T2 larguilla de 18 Km. Sale el sol y ya estoy encima de la “cabra”. Pienso en los ritmos que tendré que llevar en 8 semanas para bajar de 9h. Siempre la misma historia mental al subirme en la bici….. 1h nadando… 4h50’ de bici… y 2h50’ en la maratón con 5’ en cada transición. 8h50’ en el mejor de los días y con todo de cara. Me veo capaz y lo mejor de todo es que estoy convencido. A continuación pienso que en un IRONMAN que te venga todo de cara es muy complicado…jejejejeje…. y vuelvo a la realidad. Con mis idas de olla llevo ya una hora de entreno 😂 Sólo quedan 3 más y la T2.

Como el 6 de agosto hubieron muchos días. Entre 1 de Julio y el 5 de Octubre también hubo un campeonato del mundo IM70.3 en Niza… muchas medusas en la playa de Calella… mucho viento… muchísima humedad… entrenos compartidos… entrenos en solitario… días buenos… días malos… pero sobretodo, hubo muchísimo COMPROMISO y muchísima ILUSIÓN por cumplir un sueño. 

5 am… suena el despertador. Por suerte ya no hace el calor sofocante de hace unas semanas pero, no he pegado ojo en toda la noche. Hoy es 6 de Octubre. El GRAN DÍA. Parecía que nunca llegaría y ya está aquí. Tengo los mismos nervios que en mi debut hace 9 años en el mismo lugar. Llego con los deberes hechos y con la mejor preparación hasta la fecha a mis espaldas. He entrenado todo lo que he podido y aún así a lo mejor no es suficiente para clasificarme. Los tiempos que hace dos meses los veía factibles, hoy no lo son tanto. Putos nervios!!! Odio la última semana de una preparación.

Desayuno y junto a mis dos ángeles de la guarda (Laura y Lucía) nos dirigimos al Bike Park a dejar lista la bici. Piso el césped del campo de fútbol de Calella que alberga más de 3000 bicicletas, cada una con un objetivo, con una historia detrás y TODAS con la mirada puesta en la Finish Line y su alfombra roja. Miro al mar y solo se ve negro… No se escucha y eso es buena señal. Parece tranquilo. Cruzo los dedos para que así sea. 

Inflo las ruedas y muchos me desean suerte en mi asalto a Kona. Es lo que tienen las RRSS y yo no me escondo. Si busco algo lo digo e intento conseguirlo. No es una presión añadida para mí, al contrario. Me motiva que la gente sepa mis objetivos y el encaje de bolillos para compaginar familia, trabajo y deporte. Seguro que muchos se sienten identificados con lo que hago aunque tampoco pretendo ser ejemplo de nada. Con 43 años al único que tengo que demostrarle cosas es a mí mismo. Esta es “mi guerra”… aunque hoy tenga “pelearme” con los de mi GGEE… jejeje. 

Llegan los refuerzos. Esa gente que tiene el corazón verde que solo con verlos hacen más efecto que un gel de cafeína… jejeje. No diré nombres. Ellos/as ya saben quien son. Muy poca gente lo sabe, pero después de competir toda la temporada con el tritaje personalizado azul, hoy vestiré de verde. Los IM se corren con el corazón y el mío es “VerdeLeiva”.

Después de muchas vueltas consigo ver a mi madre… jejejeje. No se pierde una y es una suerte poder disfrutar de mi pasión con ella. Me despido de todos los presentes. Es curioso al ritmo que pasan los años y la gente por tu vida. 

Neopreno, ejercicios de movilidad y cuando quiero darme cuenta estoy con Xavi en el cajón de 55’-60’. Nos despedimos de Óscar. Antes ya lo hemos hecho de Sebas, Jordi y Pere que debutan en la distancia. En la cabeza una cosa… ARRIESGAR… TODO O NADA!!! 

Salida PRO masculina… PRO femenina… y allá vamos los GGEE Rolling Start. 

8:20: Empieza la fiesta… primeras brazadas… ya no hay nervios, solo concentración. Primera boya… golpes, pero nada fuera de lo común. Larga recta hasta el Faro. Me concentro en ir de boya en boya e intento seguir pies. Me acuerdo mucho de Albert, el que será mi entrenador de natación la próxima temporada y al que solo le ha dado tiempo a corregirme algunos detalles. Van pasando las boyas y tengo que decir, aunque parezca mentira, que me estoy divirtiendo. El Juanmi divirtiéndose en el agua… eso sí que es un notición…. jajajajaja. Cuando me quiero dar cuenta estoy encarando el arco de salida de la T1. Toco arena. Miro el reloj… 1h01’… buahhh… subidón. Esto ha empezado muy bien. 

Gritos por todos sitios. No consigo distinguir a los míos. Pero sé que están. Lo noto y me empujan hacia la carpa e intento hacer la T1 lo más rápido posible. Veo a Xavi. Eso significa que he nadado bien. Zapatillas, casco… y a por la bici. 

Empieza la parte más importante de la carrera. Primeras pedaladas y buenas sensaciones. La N-II me espera. Cuántos Kms habré hecho en esa carretera este verano? Qué diferente se ve sin coches… jejeje. Haré laps de 30’. Así se me hará más corto. Voy volando. Watios mucho más altos de lo previsto y unas sensaciones brutales. Hoy es mi día. Primeros 90 Km 8’ más rápidos de lo previsto (2h17’). Llegar a la rotonda de Calella pone los pelos de punta. En algún lugar están los míos aunque falta uno. Hace ya 7 años que siempre falta el mismo y aunque el tiempo “suaviza” las cosas yo sigo echándolo mucho de menos. Con tanta gente es imposible distinguirlos pero oigo sus gritos. Empiezo a hacer cálculos y levanto un poco el pie. No es cuestión de llegar sin piernas a la maratón. Hay grupos… mejor dicho pelotones… lo de siempre. Gente que descaradamente hace trampa. Intento salirme de cualquier rebufo, aunque en algún momento sea muy difícil. Los Kms empiezan a pesar aunque todo va mejor de lo previsto. Me adelanta otro triatleta… me dejo caer y cuando voy a unos 5-6 metros, se poner un juez a mi lado y me saca tarjeta azul (5’ de penalización). No me lo creo. Es cierto que no voy a 12 metros, pero me acaba de adelantar. Se me viene el mundo encima. Adiós a Kona. No intento ni discutir con el juez. Esto es una lotería y me ha tocado. La cabeza se va de la carrera por momentos y aún me quedan 50 Km de bici. No es justo… o sí, no lo sé.   Intento siempre jugar limpio y el drafting en pruebas IM es un tema que siempre me agobia. Es la primera vez que me sancionan por drafting en los 11 IM y 20 Half que llevo. En fin… hay que seguir. Vuelvo a hacer números después de unos Kms desanimado y totalmente KO. Aún estoy en tiempo previsto para bajar de 9h, pero las piernas ya no van como antes y la cabeza costará mucho ponerla otra vez “on fire”.

Llego a la T2 en 4h51’ (4h46’+5’)… el tiempo límite que tenía previsto… lástima de la sanción… porque hubiese hecho una bici buena. T2 rápida… gorra y gafas con las que corrí en la maratón de Valencia y con las Vaporfly en los pies me pongo a 4:00 min/Km fácil. Empieza mi IM, mi sector. La gente me lo recuerda continuamente… “es tu especialidad”. 6 laps de 7 Km. Todo fluye y voy genial, pero de repente… km7… zasss… rampa en el cuádriceps. Me tengo que parar unos segundos a estirar y por suerte, puedo continuar sin problemas…. incluso algunos Kms por debajo de 4:00. Primera vuelta de 13 Km a la saca. Ritmo crucero brutal. Subidón al ver a la mereaverde animando. Orgulloso es poco de tener un club así. Veo a mi hija… hoy Lucía sí que anima con ganas… jejeje. Ha hecho un gran sacrificio por venir a verme y no sabe lo importante que es para mí que esté allí. Es mi motor. Ha crecido viviendo y sufriendo mis locuras y estoy convencido que algún día haremos algún triatlón juntos, aunque su pasión es el baloncesto (la mía con su edad también lo era…jejeje).

El míster, Jaume Leiva, me dice que frene… y yo, como de costumbre, no le hago mucho caso… jajajaja. Todo o nada. La cosa va muy bien… Ya no me acuerdo de los 5’ de penalización de la bici. Laura que está en un punto estratégico. Me anima y me dice que todo va genial. Mi otro motor… mi media naranja… aunque a veces parezcamos más una naranja y un limón… jajajajaja. La quiero con locura y es mi complemento perfecto. La mitad de lo que consigo es gracias a ella.

Paso por la media maratón en 1h24’… pero la barriga y la vejiga hace rato que me van avisando que tendremos que parar. En el 22 paro. Tendría que haber parado antes… pero ya es tarde. Prefiero perder un par de minutos ahora que correr mal otros 20 Km. Salgo del WC y no me cuesta coger el ritmo… pero las sensaciones ya no son iguales y encima el viento vuelve a dar de cara. 23… 24… 25… noto como me voy apagando poco a poco… me estoy quedando vacío por momentos… incluso estoy un poco mareado. Es el MURO de la maratón en toda regla. El ritmo sube hasta 4:40-5:00. Paso por donde está Rubén… Jaume… Oliver… me animan pero les digo que no con la cabeza. Hasta aquí he llegado. No me veo capaz de correr 13 Km más… me quiero parar. Otra vez aparecen los fantasmas… adiós a Kona… no tengo más fuerzas. Son momentos durísimos… diría que los más duros que he vivido en competición. No me expliquéis cómo, pero sigo… bueno, sí que lo sé… los ánimos de la gente me empujan. Paso por contrameta… el viento ahora da de cola. Poco a poco vuelvo a coger ritmo y mejoran las sensaciones, pero me cuesta mucho bajar de 4:30. Leiva me canta que si hago los últimos 10Km a 4:20 tenemos premio… pero las fuerzas son las que son y no hay más, así que tampoco me obsesiono. Sigo corriendo… otro gel al estómago… ya no sé cuántos llevo. Hago lap y el parcial va marcando por debajo de 4:25. No voy mal. Último giro en Santa Susana. Solo queda volver hasta el final de Calella. Ya lo tengo. No sé si bajaré de 9h o no, pero eso importa poco ahora. Km35… 36… 37… ya veo Calella. Empiezo a pensar en cómo será la llegada. Lo he dado todo. No me he guardado nada. Puedo estar más que orgulloso de cómo he competido. Llego al Pádel de Calella… 2 Km hasta meta. Os podría decir hasta cuántas zancadas son de las veces que he hecho ese recorrido. Bike Park… No tengo tiempo ni de emocionarme… Bar El Paso… la gente anima… esto se acaba. Último Km… que ganas tengo de llegar!!! Ya no hay sufrimiento… solo disfrute!!! Ya veo la meta. Tengo mi 11º IM en el bolsillo. La ansiada alfombra roja. Por lo que me dicen creo que voy 6º… veo a Leiva casi en el giro de meta… me dice que apriete… Eing??? Qué apriete??? Estamos locos?… jajajaja. Esta vez sí que le hago caso… jajaja. Encaro meta… veo los míos a la izquierda y me quiero parar… Rubén como un energúmeno grita que apriete… no sé qué pasa, pero saco fuerzas de no sé dónde y entro en meta esprintando…. 8h59’57”…. por eso querían que apretara… jajajajaja. Putos locos.

En meta está Toni Pallarés, todo un referente para mí y que hoy ha competido como Pro aunque no haya tenido un buen día. Medalla de finisher al cuello… Creo que soy 5º o 6º de mi GGEE, pero quiero saber si tengo Slot. Veo a lo lejos a Leiva… me canta a gritos que soy 3º…. TERCERO!!!!!! Tengo SLOT para KONA. Rompo a llorar como un niño!!!! Sueño cumplido. Esta vez todo el sacrificio ha valido la pena. GRACIAS LAURA… GRACIAS LUCÍA… es lo mínimo que podía daros por el mes de agosto que os he hecho pasar.

No nadie más grande que aquel que regala su tiempo. MUCHÍSIMAS GRACIAS A TODOS/AS LOS QUE HABÉIS ANIMADO EN CALELLA!!! 

NOS VEMOS EN KONA2020!!!!!

Deja un comentario